3 ene. 2012

Reseña: Ucrania, de Pablo Aranda


Autor: Pablo Aranda
Título: Ucrania
Editorial: Destino
Género: Narrativa
Páginas: 288
Sinopsis: Ucrania es una novela en la que los personajes sobre los que gira esta novela llena de amor -no siempre correspondido-, amistad, frustraciones, conflictos y pequeñas alegrías que, con una combinación soberbia de humor y ternura, aborda aquellos deseos que se oponen invariablemente a la realidad; lo que somos frente a lo que creíamos que seríamos.
  Pablo Aranda nos ofrece unos bocados de cruda y dura realidad, contados con sensibilidad, ironía y destreza, guiándonos por una cercana, atractiva y profunda historia hasta un sorprendente final.
Estamos ante una novela sorprendente y original, Pablo es un escritor comprometido con la sociedad en la que vive y los problemas actuales en la convivencia humana, el argumento es complejo e interesante y narrado con un estilo muy singular.
El libro comienza con el viaje a Ucrania del protagonista principal de la novela, Jorge es un personaje que ha medida que avanzamos en la lectura se nos muestra con todo lujo de detalles, aspectos como su personalidad y sus relaciones con familia, amigos, etc son narrados con una riqueza de lenguaje de una calidad alta..

Paralelamente a ese viaje y a las circunstancias que lo provocan el autor nos narra todo el ambiente vivido por el personaje desde su época de estudiante en un instituto de su Málaga natal, surgen dos personajes compañeros de clase, uno de ellos, Laura es una persona fascinante y que me ha emocionado bastante.
La búsqueda de Jorge de su futuro y de su pasado nos engancha a la lectura, las historias paralelas de los otros personajes están escritas de una manera muy trabajada y en ningún momento nos despistan de la trama principal..

Tecnicamente, el libro está escrito con una pulcritud elevada, no en vano el autor domina el lenguaje al ser un filólogo de prestigio, la documentación ambiental es concisa y clara y los diálogos son otro punto fuerte en el libro.
Fuera de barroquismos que no vendrían al caso Pablo escribe esos diálogos con un lenguaje entendible para todos, en su globalidad es un libro muy interesante y con un desenlace nada predecible, un final que me ha encantado.
Destaco también la maestría del autor en acercarnos a todos los personajes del libro, no es fácil esa labor cuando es una novela con bastantes personajes..

Este libro fue muy merecidamente premiado con el premio Málaga de novela, y aparte de su calidad literaria sumamos también el grado de compromiso social que lleva en sus páginas..

Pablo Aranda es licenciado en Filología Hispánica y un incansable viajero. Entre otras ocupaciones, ha sido profesor en un correccional juvenil y ha dado clases de español en la universidad de Orán, Argelia. Desde la publicación de La otra ciudad (Espasa Calpe, 2003), novela que fue finalista del Premio Primavera 2003 y obtuvo el 10º Premio de la Crítica Andaluza a la mejor primera novela, se dedica exclusivamente a escribir libros y artículos para diversas publicaciones. Es también autor de Desprendimiento de rutina (Arguval, 2003), que obtuvo el 1er. Premio Diario Sur para Novela Corta y El orden improbable (Espasa Calpe, 2004). Su novela más reciente: Ucrania (Destino, 2006) fue galardonada con el II Premio Málaga.

BIBLIOGRAFÍA

Ucrania
El orden improbable
La otra ciudad
Desprendimiento de rutina


Una habitación como una celda, una cama vacía, un hombre que se gira sobre sí mismo para captar una panorámica completa de su dormitorio. En una foto tres caras, tres risas, un momento eterno. Laura, Ricardo y él. Debajo de la cama las zapatillas de deporte, unas babuchas, una caja conteniendo una carpeta y el álbum antiguo de estampas de fútbol..


Flores atadas con cintas naranjas se agolpan ante la fuente esquinada. El sol intermitente contribuye a que los pétalos alcancen nuevos matices, colores inusitados en una misma flor. El paso del tranvía, gris y rosa, un silbido metálico, crujidos acompasados, hace que Elena levante la cabeza justo cuando se aproxima un religioso que atraviesa la plaza hablando solo. La figura negra se recorta perfectamentesobre el gris y el rosa del tranvía..

  7/10
                 

1 comentario:

  1. apuntado queda :) aunque tendrá que ponerse a la cola pero no me olvido

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...