13 dic. 2011

Reseña: Los Hijos del Viento del Norte Vol. 1, de Charlotte Loy


Autor: Charlotte Loy
Título: Los Hijos del Viento del Norte Vol. 1
Editorial: Círculo Rojo
Género: Novela Romántica Paranormal
Páginas: 450
Sinopsis: ¿Y si tu terrible destino estuviera escrito con sangre desde que tenías tres años de edad y no tuvieras oportunidad de cambiarlo?
¿Y si todos tus actos te condujeran finalmente al peor lugar y en la más aterradora de las compañías?
Aun así... ¿te rendirías?

 Manhattan, Nueva York, año 2008.
Constance McIntyre lo tiene absolutamente todo: un novio maravilloso, un padre que la quiere, una prometedora carrera como abogada criminalista en uno de los mejores bufetes de Manhattan y todo el dinero que pueda necesitar.
Pero su vida cambia drásticamente cuando su prometido es asesinado en plena calle ante sus propios ojos y ella misma está al borde de la muerte. A partir de entonces, y mientras trata de sobreponerse, los acontecimientos darán un giro inesperado cuando conoce a Wesley, un hombre inquietante que esconde un terrible secreto y que está en su vida desde hace más tiempo del que ella cree.
Desde ese momento, Constance se adentrará con él en un mundo lleno de seres siniestros y salvajes, donde será difícil trazar la línea entre el bien y el mal. Pese a contar con la ayuda de un buen inspector de policía y de sus amigos, Constance no podrá evitar sufrir el lado oscuro en sus propias carnes y cumplir finalmente el destino que tenía reservado.
Una intensa y estremecedora visión sobre los vampiros, en la que nos parecerán más escalofriantes y humanos que nunca. Una historia desgarradora que llevará a la protagonista al límite de su existencia..

Este es el primer volumen de una trilogía de la cual la autora actualmente está a punto de sacar el segundo volumen.
Nos encontramos ante una obra del género Romántica Paranormal, en este género tenemos a nivel nacional como máximo exponente a Jezz Burning, una autora ya consagrada y que próximamente reseñaremos su obra.
Debo reconocer que desde el primer momento en que tuve el honor de conocer a Charlotte me creé unas buenas expectativas sobre su trilogía, el leer este primer volumen ha superado esas expectativas, es un libro espectacular y que me ha emocionado..

Los Hijos del Viento del Norte es una novela con un argumento brutal, es la historia no sólo del romance entre humanos y seres de la noche, es mucho más, Charlotte nos envuelve con una claridad inusual en alguien que escribe su primera obra, es una trama que se va descubriendo página a página desde el principio, la protagonista de la historia es Constance, poco a poco la vamos conociendo mientras proseguimos la lectura, es un personaje muy complejo, nos vamos sorprendiendo de su carácter y de todas las visicitudes que vive desde su nacimiento.
Pero los demás personajes es que son también muy espectaculares, y están descritos con una calidad que nos lleva a comprenderlos a todos, Charlotte consigue con esa descripción y con una documentación de situaciones y lugares muy trabajada y de mucha calidad envolvernos y hacernos parte activa de la trama..

El libro está escrito en primera persona, es Constance la que va narrando la historia, pero también tenemos momentos en que un narrador nos cuenta en tercera persona las situaciones, esta técnica literaria de mezclar estos dos estilos es muy dificultosa pero es que Charlotte lo borda, aparte de eso los diálogos son muy clarificadores y están realizados con mucha pulcritud.
Debo decir que creo que Charlotte tiene todos los números para triunfar en el mundo literario, espero con ansia el segundo volumen, quiero ver la evolución de la escritora y la evolución de la trama, el desenlace de este primer volumen es espectacular y nada predecible y todos queremos saber como va a seguir la vida de Constance.
Estoy seguro que nos vamos a sorprender y emocionar mucho más aún.

Para finalizar, deciros que os recomiendo este libro porque os va a emocionar mucho, quien lo haya leído sabe que la calidad de esta obra es grande, y agradecer desde estas líneas a Charlotte su amabilidad para con este blog, haciéndonos llegar tan maravillosa obra..


Charlotte Loy, nacida en Manhattan en 1976, es licenciada en Derecho y especializada en Recursos Humanos desde hace más de una década.
De padre neoyorquino y madre española, ha veraneado desde la infancia en la Costa Brava, disfrutando de sus playas maravillosas y empapándose de sus costumbres.
Desde pequeña ha escrito relatos cortos, tan sólo leídos por sus familiares y amigos.
Destaca su especial interés por la literatura sobre vampiros, desde las narraciones góticas que arrancan popularmente con el Drácula de Bram Stoker hasta las más recientes y modernas interpretaciones del género, afición que le debe a su padre. Asimismo, le apasionan las novelas ambientadas en la historia clásica.
Los Hijos del Viento del Norte es su primera novela y forma parte de una extensa trilogía, de la cual está ultimando el segundo volumen en la actualidad..


Después de cierto tiempo, que tal vez son minutos o meses, pestañea varias veces, sin saber si está dormida o despierta y sin ver absolutamente nada. Tampoco le importa. No obstante, algo la empuja a intentarlo de nuevo, por lo que sigue parpadeando hasta que poco a poco una imagen borrosa va tomando forma ante sus ojos somnolientos. No le interesa lo más mínimo, pero una fuerza que ella creía inexistente la induce a enfocar la vista. Es un rostro, a escasos centímetros del suyo. El rostro de un hombre joven, de pelo castaño, tez pálida y ojos oscuros. Unas facciones desconocidas y a la vez extrañamente familiares..

A las siete de la tarde me incorporé de un salto, me vestí y me fui a preparar algo de cenar para mi padre y para mí. Sara, la cocinera, tenía el día libre y mi padre llegaría pronto. Busqué un viejo libro de recetas de la esposa fallecida de mi padre, y después de rebuscar en varios cajones de la cocina lo encontré al fin. Abrí el libro de la bella Hannon, que de haber vivido todavía sería mi madre adoptiva, y seleccioné una suculenta receta de pescado al horno que le encantaba a mi padre. Era rápido y fácil de hacer. Solía prepararlo para Tom y para mí cuando vivíamos juntos..

Wesley me sujetaba del brazo en todo momento, preparado para retenerme si de pronto no podía contenerme e intentaba lanzarme sobre, por ejemplo, un saludable niño que bajaba del tiovivo saboreando un empalagoso algodón de azúcar. Aún recordaba vagamente ese sabor dulzón, o el de las palomitas, o las manzanas caramelizadas... pero todos los sabores quedaban sepultados bajo el único que quería sentir: el sabor salado y metálico de la sangre..

                                                                                                               9/10    

3 comentarios:

  1. Justo me iba a poner hoy con ella... Espero que me guste tanto como a ti. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, a mi me encantó, pero si has leído mi reseña lo notarías XD estoy que me muero por leer el 2º. Saludos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...